Barracas Central Sitio Oficial

Refuerzos

Van llegando al Guapo

Van llegando al Guapo

JUAN CAPURRO (volante creativo)
MATÍAS ACUÑA (lateral derecho)
MAURO CACHI (volante creativo)
FACUNDO ONRAITA (defensor central)
FRANCISCO SOLÉ (volante central)
ENZO MARTÍNEZ (lateral izquierdo)
NICOLÁS RETAMAR (delantero)
BRUNO CABRERA (defensor central)
GERMÁN ESTIGARRIBIA (delantero)
JORGE FERRERO (volante por derecha)
ENZO YBÁÑEZ (lateral izquierdo)
ALAN BRONDINO (defensor central)

18 Octubre 2012

A Dios le pido...


Dep. Moron 2 - B. Central 0

Barracas Central, sumó su cuarta derrota seguida. Esta vez el equipo barraqueño, fue mejor en su juego, tuvo varias ocasiones de gol, pero NO esta en racha para convertir (360' minutos sin goles) Las más claras estuvieron en los pies de Fernandez, Cano y Pasquinelli. En la respuesta anímica de los jugadores se vió una notable mejoria.


Y no quiere entrar. Además de los problemas que arrastra Barracas en este torneo hay que sumarle que la “”diosa" fortuna, se olvido del barrio y hace rato que nos da la espalda. Porque si bien, Morón ganó el partido legítimamente, los del Oeste sufrieron mas de la cuenta y se salvaron varias veces de sufrir un gol en el arco de Migliardi. Pero a la suerte hay que ayudarla y también aprovecharla. Como hizo Akerman a los 12 minutos del primer tiempo, cuando encontró un mal despeje con carambola incluida. El delantero no dudo y con un movimiento puso el  1-0. Hasta ese momento el partido era parejo y con Barracas metido en campo visitante. Con  un GUTIERREZ que preocupó y trajo peligro por izquierda y que luego cambió de punta inexplicablemente.
Los locales tan necesitados de triunfos, como el barraqueño, le prendieron velas a su goleador Akerman y casi les da el segundo grito con un cabezazo que contuvo bien ELIAS. Barracas tuvo sus chances, pero CANO, ARCE y PASQUINELLI  fallaron a la hora de definir. La mas clara la tuvo BOJANICH a la salida de un tiro de esquina, el “capitán” conecto de cabeza y el arquero gallo sacó milagrosamente con una pierna.
El “guapo” no mereció irse al descanso abajo en el marcador, pero la falta de contundencia en el arco rival se hizo presente una vez mas.
En el inicio del complemento, Kopriva apostó por ORSI. El “mago” ingreso por GUTIERREZ y enseguida se hizo dueño del balón.  Tuvo gran sacrificio y metío dos pases gol, que no terminaron en la red, por problemas en la finalización de la jugada. La primera fue una gran pelota para CANO, que quedó mano a mano con Miglardi y ante la salida del arquero, el ex Platense definió al bulto. El rebote le quedo servido a PASQUINELLI, que de cabeza le erro al arco. Barracas a esa altura merecía el empate ,  a pesar de que el arbitro CARRERAS, hizo todo lo posible para que Morón no sufra demasiado, inclusive expulsar a Carlos Arce, por reiteración de faltas en una jugada aislada y sin violencia. Una vergüenza lo del árbitro. Un rato mas tarde ORSI, asistió nuevamente a Cano en gran forma , el volante, que llego a la quinta amarilla,fue hasta el fondo solo y cuando eligió tirar el centro atrás, se equivocó en el pase. Entraba por detrás PASQUINELLI, solo para convertir pero salvaron los defensores. Morón era puro nervios a pesar de tener un hombre de mas y los de Kopriva con una entrega casi inédita en lo que va del torneo, apuró y fue “a la carga Barracas” en busca del empate que a esa altura era lo mas justo. Pero la justicia tan relativa en la vida como en el futbol nos abadonó. BOJANICH arriesgó en una salida desde el fondo, enganchando como ultimo hombre, se la puntearon y “Wanchope” Avila que recién había ingresado puso el 2-0 definitorio a esa altura.
Quedaron algo mas de 10 minutos para el final, pero la suerte, esquiva, estaba echada.  Una derrota más en un tramo del campeonato que se convirtió en una pesadilla y que ya lleva cuatro partidos sin sumar, con 10 goles en contra y ningún grito a favor.
Con números que encienden las luces de alarma y con un arco rival que se olvida del reglamento y parece convertirse en un arco de hockey, Barracas intentó con ganas, algo de futbol y mucho corazón, cambiar el rumbo. Ojala la “Diosa”, mire para el sur y se ponga finalmente la roja y blanca.